¡A trabajar…!

Dicen que tengo a mis empleados descontentos porque les pago mal… y yo digo que están un poco obsesionados con el parné. Yo no gano nada y no me quejo. Tendrían que ser conscientes de que la crisis es muy mala y nos tiene ahogaditos, y eso que ya vamos sacando la cabeza. Yo, por ejemplo, que no tengo trabajo, voy y les contrato para posar en mis sesiones fotográficas, porque soy así, no me gusta ver a la gente perdida en el caos de la falta de curro; yo les hago trabajar y se quejan… no hay quién les entienda…

A ver, ¿quieren trabajar o no? porque yo no me ando con chiquitas. Gente hay que estaría feliz haciendo lo que ellos hacen, pero me ha tocado lidiar con los desagradecidos… dicen que quieren trabajar, pero sólo si les pago, entonces me parece a mí que lo que desean es el sueldo, por lo tanto, mienten… o al menos no son todo lo claros que cabría esperar.

A mí nadie me tiene en su nómina… pero estoy faenando todo el día, trabajo no remunerado, que también existe, y esos pelagatos me quieren crucificar porque no les pago, ¿De dónde saco yo su sueldo? ¿No decían que querían currar? ¡Pues ya lo hacen! y no todo lo bien que me gustaría la mayoría de las veces, pero claro, si les dices algo se te suben a la chepa y no hay modo de bajarles…

Yo les digo que si lo hacen mal porque no les pago es como si yo me pongo a hacer la comida de cualquier manera porque nadie me va a dar un sueldo, ¿o me van a discutir también que eso no es currelo?  ¡Lo es, y limpiar y fregar y planchar…! ¡Y por hacer esas cosas en tu casa no te paga nadie! Pero me estoy dejando llevar…

Hay algo que ellos no saben, les he visto sentados en el rato de descanso poniéndome como una hoja de perejil… ¡A MÍ, que soy una bellísima persona! No merezco ese trato, yo les doy trabajo con mimo, con cariño y así me pagan..¡Anda, fíjate, ellos me pagan a mí…! Aunque preferiría que se quedaran ese dispendio en sus bolsillos…

Si yo ganara dinero la cosa sería diferente, entonces se quejarían con razón, y… ¡no tendría más remedio que pagarles….!

Modelo gratuita Fotografía de Mª Gracia Morales.

Recuerdo la ilusión con que Escultina vino a su primera sesión en mi estudio. Estaba nerviosita perdida, temblaba como una hoja. Tanto es así que las primeras fotos, a pesar del flash, me salieron movidas. Tuve que darle una tila y todo.

Escultina quedó más que contenta con el resultado y no le importó nada hacerlo gratis, al menos eso me dijo en aquel momento. Yo tuve que buscarme la vida, porque cuando le pedía que cambiara de postura volvía sin remedio a la misma posición, de modo que las posturas las cambiaba yo…

Alguien de mi equipo le ha metido malas ideas en la cabeza, ahora dice que soy una explotadora sin escrúpulos y que me va a denunciar, pero no creo que llegue a hacerlo dado el inmovilismo del que adolece…

¡En fin! Es una pena la poca solidaridad que demuestran estos empleados con su jefa  Teniendo en cuenta que ellos tienen empleo y yo no, deberían mostrar un poquito más de apoyo a una persona que, sin tener nada, les mantiene ocupados. ¿Qué sería de ellos si yo no les hubiera encontrado? Deberían besarme los pies, estoy convencida… pero no se dan cuenta… no se hizo miel para la boca del asno…

Ahora mismo se me saltan las lágrimas escribiendo estas cosas, es muy duro vivir lo que yo estoy viviendo… ¿Tendré que despedirlos…? ¡Capaces son de pedirme el finiquito! No, siempre he sido una persona dialogante y justa, a cada cual hay que darle lo suyo: que sigan trabajando…